Basquet: Un árbitro le apuntó con un arma

Ocurrió en el club Flamengo de Foz de Iguazú, el domingo por la tarde, en un partido correspondiente a un certamen en el que participan dos equipos del club Cataratas Basquet de Puerto Iguazú, el polémico partido se jugó el domingo, después del superclásico Boca-River.

Promediando el cotejo, Gerardo Marino, jugador de Cataratas (que se enfrentaba a un club de Ciudad del Este, Paraguay) cometió la quinta falta y debía abandonar el rectángulo. En ese momento, mantuvo un entredicho con uno de los árbitros brasileros, policía de profesión, quien lejos de calmar la bronca, perdió el control y, según varios testigos en declaraciones periodísticas y en redes sociales, decidió buscar en su mochila la pistola reglamentaria, una nueve milímetros, con la que habría apuntado al basquebolista. El dramático momento se produjo frente a todo el público presente, inclusive niños.

Marino, aseguró que temió por su vida y que no podía creer lo que protagonizó: “Jamás me imaginé que un árbitro podría reaccionar de esa manera. Tuve mucho miedo, por mí y por la gran cantidad de gente que había en el estadio”, “Fue un momento de terror, no soy un mafioso para que me apunten con un arma y me exija que me arrodille para que le pida perdón”. “Si no intervenían mis compañeros y hasta los jugadores del equipo rival, se habría desatado una tragedia. Todavía hoy (por el lunes) sigo shockeado, no sé qué tengo que hacer, pero quiero que esto se solucione de la manera que lleve calma a todos, no sé cómo pero que sirva para curar”.

Ayer los dirigentes de Cataratas debatían en una reunión de comisión directiva qué decisión tomarían. No se adelantó si acompañarán una denuncia penal en la jurisdicción penal de Foz de Iguazú, lo único que dan por prácticamente confirmado es que no volverán al certamen.

Otros antecedentes en Brasil

Durante un partido amateur jugado en Belo Horizonte, Brasil, que se disputó entre los equipos Brumadinho y Amantes de Bola, el árbitro Gabriel Murta sacó un arma que portaba en su uniforme. Todo quedó registrado en un VIDEO DE YOUTUBE 

El presidente de la Liga, Valdemir de Castro, señaló que el árbitro dijo haberse sentido “amenazado” después de que un jugador lo agrediera con una patada y una bofetada.

El incidente se produjo en momentos en que los suplentes y el entrenador de Amantes da Bola (Amantes de la Pelota) invadieron la cancha para pedir la expulsión de un jugador del equipo local, Brumadinho.

El jefe de arbitraje de la Federación Mineira de Fútbol, Giuliano Bozzano, dijo que Murta deberá tener una cita con un psicólogo y no se descarta que se le imponga una sanción.

Sin embargo, el jefe de la Comisión de Arbitraje consultó a varios policías y constató que Murta usó una técnica “adecuada” en abordajes a delincuentes no armados, puesto que no puso el dedo en el gatillo y apuntó el arma hacia abajo, eso hace pensar, según Bozzano, que el árbitro tenía por objetivo “mantener su integridad física” y no quería matar a nadie, hecho por el que se decidió no sancionarle.

 

Comentarios

comentarios