¿Cada cuánto debo controlar mi presión arterial y los niveles de glucemia y colesterol?

Estos valores son fundamentales para comprender el estado de salud de una persona, por lo que resulta importante realizar chequeos frecuentes

El cuidado de la salud es uno de los principales aspectos en la vida de una persona, ya que permite mantenerse sano y sentirse bien. Seguir una dieta balanceada, hacer ejercicio y evitar los hábitos perjudiciales -el tabaquismo, el sedentarismo, entre otros- se encuentran entre las acciones centrales para mantenerse saludable. No obstante, no es lo único que se debe hacer.

Los chequeos médicos también son importantes, ya que permiten conocer el estado general de salud y saber si hay alguna patología que no presenta síntomas y está afectado al organismo. Entre ellos, el control de algunos valores es esencial para poder conocerse profundamente y entender qué modificaciones se deben hacer en el día a día.

La falta de control de la presión arterial puede derivar en una de las patologías que producen mayor daño en el organismo y en la salud: la hipertensión arterial (HTA).

Actualmente, la patología cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo occidental y uno de los principales factores que contribuyen al proceso de desarrollo es la HTA. Asimismo, se trata de la enfermedad crónica que aparece con mayor frecuencia e impacta negativamente en la vida del paciente.

Es aquí donde surge la pregunta central respecto de esta enfermedad. ¿Cada cuánto debe una persona controlar su presión arterial si se encuentra saludable y no tiene síntoma alguno?

A pesar de encontrarse asintomática -en caso de la HTA es clave considerar que no produce síntomas claros y detectables-, la recomendación de los especialistas es el control frecuente de este valor. Según la Sociedad Europea de Hipertensión y la Sociedad Europea de Cardiología, es importante tomarse la presión en cada consulta médica, es decir, en cada chequeo general, que se supone se hace de manera anual o bianual. Así, el paciente se asegura de encontrarse saludable en este aspecto o, en caso de encontrar valores altos, le es posible conocer su patología y poder tratarla. En este sentido, ambas sociedades mencionadas indican que si la persona se encuentra saludable el control se puede realizar cada dos años, aunque en caso de hallar la tensión arterial alta el chequeo se debe realizar cada año.

Comentarios

comentarios