Marcha atrás: la Conmebol no aprobó el horario de las 16

Así, la final de la Libertadores se jugará a las 17.

La Superfinal de la Copa Libertadores entre Boca y River se iba a jugar a las 17, luego a las 16, pero finalmente se mantiene el horario original de las cinco de la tarde, pese al pedido de los organismos de Seguridad y por decisión de la Conmebol.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, tras una reunión con representantes de la Ciudad de Buenos Aires, las autoridades de ambos clubes y de la Confederación Sudamericana, había solicitado adelantarla a las 16. Sin embargo, pese a que estaba pactado que comience una hora antes, el organismo continental no dio el visto bueno.

Para el pedido se tuvo en cuenta el hecho de que el partido no termine de noche para facilitar la salida de la gente del estadio y los posteriores festejos, ya sean de River o de Boca.

Hay que tener en cuenta que en caso de que el empate persista a lo largo de los 90 minutos, el reglamento de la Conmebol estipula que se juegue un alargue de media hora, y de continuar la paridad todo se definirá mediante la ejecución de penales.

También fueron consultados los directivos de Futbolistas Argentinos Agremiados, ya que durante noviembre quedó establecido que en el fútbol argentino ningún partido puede iniciarse antes de las 17, por la amplitud térmica usual en esta época del año, pero desde el sindicato de futbolistas dieron su aprobación para que el cotejo se juegue antes, teniendo en cuenta que está fuera de la órbita de la AFA.

Los más reticentes al cambio fueron los dirigentes de Conmebol, ya que al tener la televisación del encuentro a todo el mundo y especialmente a Europa, la diferencia horaria a esta altura del año es menor (con Inglaterra apenas tres horas y con otros países como Italia, España o Alemania de cuatro) y lo ideal para esas latitudes es que la emisión les llegue en horarios centrales de las 20 o 21 y no antes, algo establecido también por contrato.

Comentarios

comentarios