Máximo Menem tiene un tumor cerebral y será operado en Chile

El chico de 14 años había sido internado de urgencia en las últimas horas. Tras tanto hermetismo, hubo un parte médico oficial. Será operado.

El hijo menor del ex presidente Carlos Saúl Menem (88), Máximo(14), (de su ex matrimonio con la ex Miss Universo Cecilia Bolocco, 53) fue internado de urgencia este miércoles en Chile, país en el que vive junto a su madre.

Según el parte médico de la Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos de la Clínica Las Condes, hasta donde llegó con fuertes dolores de cabeza, el hijo de Menem tiene un «tumor cerebral», que, debido a su tamaño, es «necesario operar de inmediato»

La intervención quirúrgica del adolescente de 14 años, «se realizará mañana (viernes 16 de noviembre)» y es «de riesgo», indicó el parte médico, expresado por una de las profesionales de la clínica del barrio Las Condes, de Santiago de Chile. «El único síntoma que tuvo (Máximo) fueron cefaleas y vómitos», agregó.

Desde ese centro de salud de la capital trasandina, esta mañana, emitieron un breve parte médico, donde no habían detallado el estado de salud de Máximo. «Santiago, 14 de noviembre 2018. En las últimas horas ingresó al Servicio de Urgencia de Clínica Las Condes, el paciente Máximo Menem Bolocco (14 años)», comenzaba el comunicado.

Y continuaba: «Actualmente, el menor se encuentra estable hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos en evaluación y observación. La familia agradece la preocupación y piden resguardo de la información por la privacidad del paciente».

Según pudo averiguar Clarín, Bolocco no ha abandonado la clínica, ni se ha movido de al lado de su hijo.

En junio de este año Máximo había sido protagonista de los titulares por una frase: “Mi papá ni siquiera me mandaba regalos para mi cumpleaños».

«Pepo (actual pareja de Cecilia Bolocco) es mi papá. Con Carlos (Menem) no hablamos mucho, la última vez que lo vi fue en noviembre de 2016. Ahora nos vimos y nos dijimos ‘te quiero'», confesó el chico en aquel momento.

«A mi mamá no la dejan entrar a la casa de mi papá, y a él no lo dejan salir. Yo ni siquiera puedo hablar con él por teléfono. Tengo miedo de ir a la casa de mi padre, no sé qué me puede hacer Zulemita. Me da miedo que me grite, pasarlo mal. En toda mi vida, a mi papá lo vi seis o siete veces», finalizó Máximo.

Comentarios

comentarios