«Caso Claudia Franco»: La sentencia aún no tiene carácter de «Sentencia Firme»

Se rechazó el recurso de casación ante el Superior Tribunal de Justicia. El mismo fue interpuesto por los doctores Claudio Marcelo Morales y Jorge Eduardo Buompadre como defensores de los imputados Luciana Elizabet Alvarenga Y Darío Alejandro Cabrera. Esto no quiere decir que haya una «sentencia firme» en la causa.

Ayer se conoció la noticia de que el recurso fue rechazado, quedando de esta manera firme la sentencia 092/16 de fecha 16.05.17 de la cámara del crimen caratulado en autos: «ALVARENGA LUCIANA ELIZABET Y CABRERA ALEJANDRO DARIO S/ HOMICIDIO AGRAVADO POR EL USO DE ARMA DE FUEGO»

El Expte. N 092/16 indicaba que los imputados, Alvarenga y Cabrera eran condenados a una pena de 26 y 12 años respectivamente. En una primera instancia los abogados recurrieron a la apelación ordinaria a la cual el STJ respondió ratificando la sentencia; la defensa nuevamente recurrió a través de un recurso extraordinario de apelación, la cual fue desestimada y dio lugar a interpretaciones apresuradas respecto a la sentencia indicando que la misma ya tenía de carácter de «Sentencia Firme».

Lo cierto es que las instancias a recurrir aun no se han agotado y es por eso que frente al rechazo del recurso extraordinario o del recurso ordinario de apelación por parte del STJ de la causa, diversas normas procesales autorizan a interponer el recurso de queja, de hecho o directo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La defensa, a través del Recurso Extraordinario Federal de Queja por Recurso Ordinario Provincial Denegado, llega ahora a esta nueva instancia esperando que se resuelva lo recurrido .El plazo para interponer el recurso de queja es de cinco días, los que deberán contarse a partir del día siguiente de practicada la notificación del auto denegatorio del recurso extraordinario, en este caso, la notificación a los imputados tuvo lugar en la jornada de ayer lunes. Ahora, la parte interesada, deberá interponer el aludido recurso directamente ante la Corte, que es el Tribunal llamado a decidir sobre su viabilidad. Según información a la que tuvo acceso STCChaco.com, el recurso fue planteado ya el 12 septiembre de este año.

La defensa  deberá refutar en forma concreta y razonada, todos y cada uno de los fundamentos independientes que den sustento a la resolución denegatoria, es decir hacer frente a lo que ha respondido el STJ.

Sin entrar en detalles propios del tecnicismo jurídico, la interposición del recurso de queja no suspende la ejecución, es decir que la situación de los imputados, hoy alojados en la alcaidia de Charata, no cambia en nada hasta que el expediente esté en condiciones de ser resuelto por la Corte quien resolverá sobre el fondo del asunto del recurso extraordinario federal. Así podrá desestimar la queja o declarar admisible el recurso extraordinario y admitir la queja y dictar simultáneamente sentencia en la causa. Todo esto si el Tribunal dispone efectuar la solicitud de las actuaciones principales, es decir, el expediente propiamente dicho.

A todo esto, cabe decir que la sentencia no tiene carácter de «firme» aún en tanto no exista una respuesta al «Recurso Extraordinario Federal de Queja» 

Comentarios

comentarios