Causa Renzi, inicia el debate con restricción parcial para la prensa

13 imputados, 3 pidieron probation, 4 son policías, 1 prófugo, 14 abogados. La carátula del expediente 106/18 «… Supuesto robo con armas de fuego y privación ilegítima de la libertad y otros». El hecho tuvo lugar el pasado 12 de febrero en la localidad de Capdevilla. Fue un caso escandaloso ya que involucró a personal policial que prestaba servicios en la División de Investigaciones de Charata. Mañana inicia el debate oral y público sin presencia de la prensa durante el mismo.

Mañana, martes 18 de diciembre se inicia el Debate Oral y Público de la causa que damnifica a Uvaldo Pedro Renzi, propietario del Establecimiento Capioví S.R.L.. El mismo había sufrido un violento robo el 12 de febrero de este año en la zona rural de General Capdevilla. 

La investigación tuvo muchas aristas, en principio la gran cantidad de policías implicados directamente en el hecho, un fugado que manejaba mucha información y también participó del asalto, el secuestro de dinero que en su momento se especuló sobre que no era la cantidad denunciada, escuchas y una gran cantidad de imputados que llegaron a ser 16.

Más allá de esto, ahora hay que abocarse a escuchar a cada una de las partes durante lo que se extienda este juicio que ha sacudido a la opinión pública que apuntó a la institución policial con duras críticas.

Mañana la sala de debates de la Cámara del Crimen estará repleta por 12 de los imputados, ya que 3 pidieron probation; a estos 12 deberán sumarse los abogados que son 14, 13 defensores y un querellante. Respecto a esto, ya se anticipó, por parte del tribunal de la cámara del crimen, que no habrá lugar para espectadores dentro del recinto y que la prensa tendrá permiso de realizar «paneos» generales y tomas fotográficas previos al inicio del debate y luego, los trabajadores de prensa, deberán retirarse del lugar. Hasta el momento no se ha confirmado si durante la presentación de los alegatos se usará la misma modalidad o se permitirá a la prensa estar presentes durante el curso de los mismos.

Hay que aclarar que este permiso para realizar imágenes en el interior de la sala, previo al inicio del debate, se realizará siempre y cuando las partes estén de acuerdo con lo que establece el tribunal de la Cámara del Crimen.

Hay que recordar que después del hecho se realizaron operativos en Charata, Las Breñas y Santiago del Estero, en donde se detuvo a los principales sospechosos del robo al establecimiento en cuestión.

Según trascendidos, cuando los asaltantes irrumpieron en el lugar, lo hicieron con violencia, encapuchados, portando armas de fuego y gritando «tírense al suelo, tírense al suelo» eran las 23:15 cuando los mismos ingresaron a las oficinas de la empresa y la vivienda, ubicados en el Lote 23, en la zona rural de Capdevilla.

En la vivienda familiar, maniataron a dos jóvenes y tras registrar la casa en la habitación central encontraron una caja fuerte de la que se llevaron 150.000 pesos pesos y 3.000 dólares, además de 4 armas de distintos calibres y cuatro celulares.

Cuando se realizó el primer operativo se detuvo a nueve personas , entre los cuales se encontraban integrantes de la fuerza policial que prestaban servicios en Investigaciones de Charata y uno en San Bernardo.

Se habían secuestrado unos 2400 dólares y 7400 pesos; una pistola Smith Weesson y un machete común cabo negro, que habían sido denunciados como robados; además de tres pistolas calibre 9mm; prendas de vestir, pasamontañas, precintos; dos vehículos, de los cuales uno habría sido utilizado para el robo y 8 celulares que estarían relacionados con la causa.

Uno de los detenidos era Florentín  «el eterno fugado» que, en enero, previo al asalto comenzó con una seguidilla de fugas. Era uno de los principales sospechosos del robo al establecimiento. Gustavo Florentín se encontraba prófugo desde el 22 de enero, previo al asalto, desde que se fugó de la comisaría de Las Breñas también por otra causa de robo a mano armada. En ese momento lo aprehendieron en Sachayoj, Santigo del Estero, en donde el delincuente se encontraba hospedándose. Allí se secuestró además 1 billete de 100 dólares, 560 pesos, una mochila con ropas y un celular.

Hubo secuencias como la que relata un informe policial durante la investigación del hecho, «en un camino vecinal, a unos 3 kilómetros de la zona urbana de Las Piedritas, se halló y demoró a cuatro personas, que podrían haber estado implicadas en el robo. Se trataba de un hombre de 39 años, tres mujeres de 27, 28 y 43 años, familiares directos y allegados de Gustavo Florentín». En ese lugar además el vehículo en el que se trasladaban, se habían secuestrado 800 dólares y 6.877 pesos. Cuando avanzaba la investigación, en Las Breñas se detuvo a otro hombre de 44 años -también familiar de Florentín-, quien había entregado una billetera con 1.500 dólares, que serían parte del dinero sustraído a Renzi.

Los 4 policías hoy imputados fueron acusados de formar parte de una banda delictiva, de la que se dijo que podrían haberse visto implicados en otros hechos similares y de los cuales también se dijo que intercambiaban datos con otras bandas fueron.

También se dijo, entre especulaciones, que el prófugo Victor Ullua pudo haber huido al sur del país con gran parte del dinero sustraído y que según este dato, el dinero era mucho más de lo que se denunció y sería él quien repartiría el botín.

Entre todo lo que circunda a este particular caso, ya está a horas del inicio del juicio que de alguna manera se ha indicado, desde la jefatura policial, como un hecho sin precedentes por la cantidad de efectivos policiales implicados, y porque marcará un precedente en cuanto a medidas de depuración de la fuerza.

Comentarios

comentarios