Cayó parte del vitral de la entrada de la sede parroquial

Aparentemente sucedió en horas del mediodía. Estiman que pudo haber sido concecuencia del viento que soplaba durante esas horas. El vitral está instalado al menos desde 1947.

El  vitral, emplazado en el atrio del templo de la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, ubicado sobre la calle Monseñor DeCarlo, se desplomó sufriendo la rotura de varias de las piezas de vidrio que lo componían.

La composición contenía la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y fue instalada, según datos contenidos en las crónicas de los misioneros redentoristas, en el año 1947, siendo una donación de la familia de Olindo Pratti.

Según personas allegadas a la parroquia el vitral pudo soltarse por consecuencia de los vientos que soplaban en horas del mediodía pudiendo haber sufrido el efecto de embolsar el viento en la entrada (antes no sucedía porque había rejas y no puertas).

Las instalaciones de arte sagrado en el templo de la sede parroquial de Charata tienen al menos 71 años y forman el conjunto de vitrales instalados en el  presbiterio y la entrada frontal de la nave principal.

Afortunadamente fue solo una de las piezas y no todo el vitral. Habrá que esperar ahora si el párroco y la comunidad deciden restaurar dicho vitral que, prácticamente estuvo desde los orígenes de la parroquia.

Se dice que los vitrales históricamente en los tiempos del Imperio Romano, ya se empleaban en los edificios religiosos. A partir del siglo XIII, con el apogeo de la arquitectura gótica, el uso de vitrales se masificó para la representación de escenas históricas o pertenecientes al terreno de la religión, en este caso se reproducía la imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Comentarios

comentarios