Murió Ariel Husak, el mes pasado había sido asaltado y recibió un disparo en el cuello.

El deceso fue informado esta mañana a las 8, cuando la división de vigilancia del Hospital Perrando tomó conocimiento que el hombre dejó de existir. El hombre, oriundo de Las Breñas y de profesión ladrillero, tenía una herida de arma de fuego en el cuello. La calificación del hecho podría encuadrar ahora en la figura de «homicidio agravado por el uso de arma de fuego».

Según el informe médico, la causa de muerte fue por un «shock séptico afoco respiratorio».  Omar Ariel Husak, tenía 54 años y permanecía internado en el hospital de la capital provincial desde que había sido trasladado a raíz de la herida de arma de fuego que recibió durante un asalto.

El hecho había ocurrido antes de la media noche del 22 de noviembre, después de una jornada de fuertes tormentas que habían dejado anegadas varios accesos de la ciudad. Vale la descripción ya que en el primer informe, de esa fecha se mencionó que el asalto se produjo en la prolongación de la calle Mariano Castex dirección a Las Breñas, en cercanías del B° Esperanza, lo cual había impedido que la ambulancia ingrese al sector por las condiciones en que se encontraban los caminos.

Esa noche, Husak fue hallado dentro de su camión Ford 4000 herido de arma de fuego en la zona del cuello. El ladrillero había contado que lo abordó una persona, a punta de revolver le sustrajo $1000 y huyendo del lugar efectuó un disparo que impactó en la región anterior, lateral del cuello sobre el lado derecho sin orificio de salida, el proyectil había quedado alojado en la parte muscular del cuello posterior.

Esa misma noche, ya en las primeras horas de la madrugada del 23 de noviembre, la policía detuvo a un joven de 20 años, sindicado como autor gracias a la descripción de las características del sujeto que había brindado el hoy fallecido Husak. El mismo está domiciliado en el B° Esperanza y desde su captura está alojado en la comisaría.

La situación procesal del supuesto autor cambiaría por disposición de la fiscalía N° 3, al frente la cual se encuentra el Dr. Baigorrí que podría cambiar la carátula a «Homicidio agravado por le uso de arma de fuego». Hasta ahora la causa estaba caratulada desde el trabajo de la prevención policial que labró el acta inicial sobre «Supuesta tentativa de homicidio».

Restará ahora, esperar el nuevo informe pericial de los forenses después de la autopsia para determinar los elementos con que cuenta el fiscal para calificar el hecho.

Comentarios

comentarios