¿Qué pasa con la salud pública en Charata?

En medio de los pedidos por mejorar los servicios de salud de la comunidad charatense, la intendente local, durante su discurso en la inauguración de la Comisaría Segunda renovó el pedido de una mirada especial al hospital de la localidad por parte del gobierno provincial.

En un momento, destacando el acompañamiento que ha brindado la provincia para que Charata siga creciendo, María Luisa Chomiak «se despachó» pidiendo al gobernador que «ponga una mirada de especial atención a la salud pública local».

Es una realidad que el Hospital Enrique V. de Llamas presenta falencias en el parque automotor, ya que en reiteradas ocasiones se realizan traslados a los hospitales de mayor complejidad y no queda cobertura para la ciudad mientras el móvil no está. También es cierto que Charata, hasta no hace mucho, contó con un parque automotor de al menos 4 ambulancias que, por deterioro o descuido llegaron al punto de no estar operantes, dejando sólo una de ellas (la más nueva).

Respecto a lo que se dice y se ve sobre el parque automotor, hay versiones de que Charata podría incrementar nuevamente el mismo, con el compromiso del Ministerio de Salud, con la entrega de una ambulancia, llegar a comprar una desde el nosocomio con fondos del Plan Sumar y hasta adquirir una desde el municipio. Podría sonar hasta demagógico, con el afán de alcanzar un ideal respecto a las ambulancias para la localidad pero, es algo que no se descarta.

Hablando de profesionales, se está articulando con el ministro Zapico la implementación de una «Maternidad Segura» para Charata, algo que hará mucho bien a las parturientas y sus familias, evitando ser trasladadas a otros nosocomios y cargando a la familia con las conocidas «esperas de acampe» hasta tener el alta. Esta posibilidad podría concretarse el próximo febrero, con la llegada de nuevos profesionales de esa área específica.

Al día de hoy, un traumatólogo está realizando los trámites pertinentes en la capital provincial para luego arribar al nosocomio local. En febrero se sumarían al plantel de profesionales, una bioquímica y un pediatra.

Es claro y se ha remarcado por los distintos directores que Charata ha crecido y la demanda de atención es mucha, por ende, los profesionales son insuficientes para la población.

A esto hay que agregar que, hace poco se estrenó la ampliación del laboratorio del Enrique V. de Llamas y hay gastos que son solventados por le municipio, como ser el pago de al menos cuatro enfermeras profesionales.

Entonces ¿Qué pasa con el hospital de Charata?

En las palabras del Gobernador Domingo Peppo «Hay funcionarios que tienen la camiseta puesta cuando la situación es adversa y hay otros funcionarios que cuentan con el trabajo pero no se ponen la camiseta» haciendo una clara referencia a la actitud de algunos trabajadores de salud. Ya que no se cumplen con las cargas horarias destinadas a consultorios y se prefiere destinar las horas de trabajo en la guardia, ya que es mejor pago. Otros datos indican que los profesionales también cumplen funciones en clínicas privadas y por esta razón el servicio en el hospital llega a verse reducido más lo mencionado respecto a la creciente demanda de la población.

Hablando de las ambulancias, el deterioro o rotura que sufren, son propios del desgaste continuo pero también suele suceder de que el personal no se compromete con el cuidado y llegan las descomposturas o hasta el desuso por fallas mecánicas.

Más allá de esto hay que indicar que el gobernador, durante el acto realizado ayer, asumió el compromiso de dar respuestas para la localidad de Charata, con un primer anuncio respecto de la compra de nuevas ambulancias para la provincia y las tratativas por ampliación edilicia del nosocomio con mano de obra municipal y materiales solventados por el ministerio de salud. Desde el hospital se retiró una de las ambulancias que estaba en reparación y en los próximos días podría recuperarse otra, también en reparación.

Por otro lado,si bien se dijo y no se desconoce que llegan los medicamentos correspondientes, tampoco es menos cierto que no llegan los recursos para pagar los consumos habituales que tiene el hospital en tiempo y forma, algo que se deberá rever a la hora de afrontar la cobertura de los gastos por parte del gobierno provincial.

Restará esperar que tipo de resoluciones puedan darse y si el compromiso de los distintos estamentos de gobierno se concreta para mejorar la calidad de atención en el hospital, como hemos indicado, en principio, para los próximos meses con el arribo de nuevos profesionales y la recuperación de las ambulancias reparadas.

 

Comentarios

comentarios