¿Qué se dijo en el debate del Presupuesto 2019?

Los diputados expresaron su parecer durante la sesión que trató el presupuesto para la provincia. Desde los distintos bloques hicieron oír su opinión con fuertes críticas.

El legislador radical de Cambiemos, Leandro Zdero, fue contundente: “No vamos a convalidar cualquier cosa”. Reconoció el trabajo en Hacienda y Presupuesto “para encontrar un presupuesto equilibrado que tenga como centro de la escena el bienestar de todos los chaqueños”. Y advirtió: “Vemos que el 85% de los recursos que se vuelcan son de jurisdicción nacional mientras que el 15% restante es de la jurisdicción provincial”, por lo que aseguró que “la Provincia sigue teniendo una alta dependencia financiera del Gobierno Nacional”. Al igual que lo hizo con la devolución del 15% mencionada también por su preopinante, aunque recalcó que esos recursos que llegaban para saneamiento “no en todos los casos las finanzas públicas fueron saneadas”.

Observo que en el proyecto “no se ha visto reflejado el incremento en los salarios, en la salud y en la educación. “Podemos concluir a priori que no se ha previsto la recomposición salarial de los trabajadores”, dijo y pidió que se tenga en cuenta ese ítem dentro de la Ley de leyes porque “el Presupuesto que estamos discutiendo no contempla la mejora salarial y son los trabajadores los que con el consumo van generando y sosteniendo la actividad económica privada de nuestra provincia”. Cuestionó los recursos previstos para Salud Pública, por insuficientes y para Educación, sin siquiera garantizar el 33% que estipula la Constitución.

“Garantiza un piso presupuestario del 33% y este Presupuesto, no”, dijo. “Habrá un recorte mayor que en Salud”, apuntó. “Este Presupuesto tiene de positivo el haber dejado atrás años de déficit. Sin embargo, es deficitario en el sentido de atender las necesidades más urgentes e importantes de los chaqueños”, indicó. Posteriormente, afirmó: “Exigimos una administración más responsable. (…) Este presupuesto no reúne las condiciones necesarias”. Soy de los que quieren acompañar el Presupuesto para que esta provincia arranque, pero la verdad que el Gobierno no hace nada ni se esfuerza para que esto sea así. Este es un gobierno que no administra bien los recursos de los chaqueños. (…) No estamos en condiciones de acompañar este Presupuesto y vamos a sostener su mantenimiento en cartera”.

Desde el bloque NePar, Juan José Bergia, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, devolvió las gentilezas a la oposición y reparó en que “habría que analizar cuánto recauda Nación de los trabajadores de la provincia del Chaco: 380 mil millones de pesos es lo recauda y vuelven a la provincia 75 mil millones. El otro eje a discutir son los 350 mil millones de pesos de interés de una deuda que nosotros no tomamos y el año que viene van a ser 550 mil millones de pesos. No es una cifra menor, es la concepción ideológica. Yo no quiero un país y una provincia que se siga endeudando, pero es el modelo”. Apeló a una discusión sobre “una pirámide salarial y que nos ocupemos de los que menos ganan”. “Es cierto que cada vez la Salud Pública se tiene que ocupar más. Los invito a hacer un trámite en el PAMI. Se habló de Educación y me sorprende porque un ministro se fue con 220 pesos de básico sin darle un aumento a los trabajadores. Es cierto que la administración central juega con los intereses de los chaqueños. Nación va a dar un 10% de aumento, nosotros un 15%”, aseveró.

“Creo que este Presupuesto es ejecutable. Todas las condiciones las puso el Gobierno Central. Sabemos de las necesidades que tiene el pueblo del Chaco, los trabajadores, la necesidad de obras en la provincia. Seguramente no es el Presupuesto que hubiéramos preferido proponer. Pero en este contexto nacional que prioriza pagar intereses de deudas y que elimina los subsidios, es el que tenemos. Prefiero que se siga subsidiando. Se merece mucho más (el pueblo) que lo que nos da el Gobierno como dádiva”, manifestó Bergia.

Desde el interbloque Cambiemos, Livio Gutiérrez planteó que “no hay forma de que funcione el discurso cuando el temario (legislativo) habla de más impuestos y más endeudamiento. (…) Nuevamente el ajuste presupuestario está en los sueldos”. Desmenuzó las partidas presupuestarias y las comparó con las partidas establecidas para el Presupuesto 2018. Consideró que, “muy claramente el ajuste de este año lo pagarán activos y pasivos de la provincia y que lo van a seguir pagando. El ajuste está en el bolsillo de los empleados públicos de la provincia del Chaco y no puede ser acompañado por esta bancada”.

El legislador del PRO- Cambiemos, Luis Obeid, defendió que “el presupuesto de este año es de 42% más que el año anterior. “Yo quiero pedirle a la gente que nos ayude a cuidar lo poco o lo mucho que nos llegue. Yo pertenezco a esta bancada, pero disiento, voy a votar este presupuesto.

Desde el Partido Obrero, Aurelio Díaz, aseguró que en el orden nacional se votó un “presupuesto de ajuste con el aval de legisladores peronistas”.  Habló de la inflación, de los tributos, los salarios por debajo y aseguró: “Arrancamos con un presupuesto donde los salarios han sufrido una enorme devaluación”. Planteó que tampoco se prevén fondos para pases a plantas y cuestionó las cifras para educación y para salud, entre otros recursos previstos en el dictamen. “Este presupuesto va a traer enorme conflictividad social”, cuestionó.

Desde Cambiemos, también la diputada Claudia González habló de las obras de infraestructuras del Gran Toba, detalló una a una las instancias previstas en esa intervención integral y mencionó todas las que no se cumplieron y están inconclusas, por las que esperan las familias. “¿Quién va a ser el responsable de terminar esas obras? ¿Por qué no está en el Presupuesto?”, acentuó. “(…) Todavía vemos los ranchitos cuando otros se enriquecen a costa de los pueblos originarios”, rechazó la diputada.

Desde el Frente Grande, Daniel Trabalón, expresó: “Pasamos del Himno a la Alegría al Presupuesto de tristeza. Pero no se puede negar la capacidad de oratoria”, dijo por los diputados oficialistas, por quienes expresó: “Es increíble cómo adornan el ajuste”. Con ironía, señaló que “este presupuesto, en términos nominales, tiene un aumento en relación al de 2018. Hay aumento de los recursos del Estado nacional que ha federalizado y también ha derramado entre 2016 y 2018 la inflación que hoy es del 45%”, indicó. Habló de la pérdida de empleo, del cierre de 10 mil pymes y describió un escenario gris en torno a la economía y la situación social. “Esto es puro y duro liberalismo”, sostuvo.

Cuestionó que no se cumpla con la partida prevista constitucionalmente para educación ni que tenga tendencia de desendeudamiento. “Hay que poner plata para los comedores escolares y hay que poner plata para infraestructura escolar. Este presupuesto no dice nada de eso. Las escuelas se están cayendo a pedazos, hay que poner plata ahí”, afirmó.

También cuestionó la falta de partidas presupuestarias para las políticas de género, la falta de una ley que regule y trasparente la pauta publicitaria. Pidió su vuelta a Comisión, respuesta a las organizaciones sociales y sindicales, “para que le dé respuesta por lo menos a alguna de las necesidades esenciales que tiene la gente”.

El jefe de la bancada de Cambiemos, Carim Peche advirtió primero que “la ejecución del Presupuesto afecta la vida de las personas”, y reparó en que no están incluidas las partidas de jurisdicciones como Sameep, Lotería Chaqueña, Fiduciaria del Norte, entre otras.  Cuestionó: “El superávit que se habla no es real y porque está prevista la emisión de letras por 1.200 millones”.

Coincidió en que las partidas de educación no respetan el 33%, “pero me llama la atención que habla de 25431 docentes y 4997 del escalafón general. Y en la información oficial me dice que se pagaron a 43675. Me voy a salud y veo que como en educación, descendió un punto. Creo que va a haber recorte. (…) Lo mismo ocurre con viviendas, programas sociales”.

Realizó un análisis comparativo entre las deudas de los distintos años desde 2007 hasta 2015.

“Tenemos cerca de 93 mil empleados públicos sin contar 20 o 30 mil precarizados”, dijo el diputado y añadió: “No es malo tener tantos empleados públicos si entrarían por idoneidad y no por cuestiones políticas”, sostuvo el diputado y criticó que se haya pasado a planta a funcionarios políticos en las distintas gestiones de Gobierno desde 2007 hasta acá.

“Queremos que vaya a cartera porque recién nos llegan las nuevas planillas. Esto nos llegó esta tarde a nuestras bancas y hay cuestiones que no son ciertas como el número de empleados”, sostuvo.

Desde la Concertación Forja, Gladis Cristaldo valoró que el Presupuesto no implique un endeudamiento que comprometa cuestiones futuras. “Hay sectores políticos que siempre cuestionan las designaciones de cargos públicos como si fuera el problema de la democracia. Y se han producido entre 8000 y 9000 ingresos a la administración pública nacional y se hicieron en un marco de un salvaje ajuste y despidos masivos. (…) Avanzaron con un proyecto de ajuste y un montón de medidas contra los trabajadores públicos”, cuestionó con dureza.

Independientemente de su acompañamiento expreso, la diputada Cristaldo pidió especialmente que se piense en un artículo que contenga las cuestiones de género, de niñas, niños y adolescentes, pueblos indígenas (que se añadió en la votación particular en la ley)

El jefe de la bancada justicialista Hugo Ságer, cerró el debate. “Habiendo ya asumido tres años de gestión se puede El presidente del interbloque Cambiemos hizo consideraciones que tienen que ver con la política. En una provincia como la nuestra que tiene el 1% de impacto económico es muy difícil no tomarlo en el contexto en el que se desarrolla. Y mundial y nacionalmente es un contexto que condiciona”, refutó ante las declaraciones del diputado Peche.

Analizó el escenario económico, político y social y mencionó uno de los indicadores de pobreza e indigencia, este último en el conurbano bonaerense. “La gente se iría del Estado al sector privado si hubiese seguridad, pero no la hay. Y van a venir sus hijos a pedirnos trabajo”. Defendió la “enorme inversión” realizada en Sameep y en SECHEEP. “Ustedes saben que han crecido los pueblos, hacen política igual que yo”, apuntó a la oposición. “No nos vengan a decir a nosotros los niveles de endeudamiento”, dijo y señaló a la Nación.

“Ustedes tampoco están conformes con el país que estamos viviendo. No están consustanciados con este proyecto. Por eso hoy reivindicábamos a Raúl Alfonsín por los 35 años de democracia. Si no nos van a votar el Presupuesto, como seguramente tampoco nos van a votar el endeudamiento, voy a utilizar la palabra que usa siempre el presidente de Cambiemos “háganse cargo”.

Comentarios

comentarios