Renunció una médica del hospital de Charata

Al menos son cuatro las bajas de profesionales en el Hospital Enrique V. de Llamas. Se prevé que el mes entrante se sumen tres profesionales más. La preocupación es sobre cómo se trabajará sobre las guardias.

Ayer renunció formalmente la Dra. Orrego, médica del hospital, era una de los dos profesionales que vinieron para reforzar la atención en el nosocomio local. El otro, fue destinado por el Ministerio de Salud a la localidad de Corzuela. Mientras se prepara el arribo de una bioquímica, un pediatra y un traumatólogo.

Ahora, si bien se recuperan profesionales en número, las guardias quedarán descubiertas, solamente tres médicos deberían hacerse responsables de las atenciones en la guardia de emergencias de dicho nosocomio.

Para seguir contabilizando bajas, hay que sumar los retiros voluntarios de dos médicos, Masín y Maidana, que ayer también firmaron el beneficio promulgado por decreto del gobernador en este año. Aparte de la renuncia del traumatólogo meses atrás.

En total al menos 9 médicos son los que conforman el staff en el hospital de Charata; los médicos generales son los doctores Oliva, Figueroa, Hemadi y Rey; por otro lado los pediatras Campos, quien se encuentra actualmente de licencia, Goy y Martínez; y los clínicos Ramos y Quiroga que atienden en consultorio.

Más allá de que esto parezca algo negativo ya se anticipó que entrando en el 2019 llegarían 3 nuevos profesionales médicos y que podría llegar a implementarse «maternidad segura» en el nosocomio local, es decir que podría revertirse el déficit de profesionales pero, a su vez, se deberá repensar la atención de la guardia de emergencias.

Comentarios

comentarios