Lluvias: El extremo Sur del Sudoeste chaqueño, registró más de 200 mm

El fin de semana empezó una nueva semana de inestabilidad. llovió en todo el oeste del Chaco. Santa Sylvina registró más de 200 mm en la zona rural. Se espera que la lluvia llegue nuevamente el viernes iniciando el mes de febrero.

Otros lugares complicados son Pampa Cejas con 130 mm, El Palmar 120 mm, Pampa Landriel 98 mm, Las Leonas 95 mm, Dos Colonias 160 mm y Pampa Ávila con 85 milímetros son algunos de los datos más destacados hasta el momento. Por su parte Santa Sylvina se encuentra totalmente anegada con más de 160 mm.

En Coronel Du Graty llovió 40 milímetros, mientras que en la localidad hay familias que aún no pudieron regresar a sus hogares porque el agua no bajó.

¿Por qué estamos viviendo esta racha constante de tormentas?

Las tormentas convectivas, ésas que se desatan en minutos y toman a muchos desprevenidos son las protagonistas de este verano. Pero ¿por qué se forman tan rápidamente? ¿Qué condiciones meteorológicas inciden para que se den con tanta frecuencia este año? Las respuestas tienen que ver con que las condiciones que imperan en la región son totalmente propicias para estos temporales.

Un fenómeno de tormenta se genera debido a que en determinada región actúa un sistema de baja presión, que en esta zona puede estar asociado al avance de un frente frío o a una combinación de masas de aire que conforman lo que en meteorología se denominan celdas, en las que la presión atmosférica desciende de manera importante por debajo de los valores normales.

En esta situación las masas de aire se vuelven sumamente inestables, generando un tipo de nubes llamadas ‘Cúmulus Nimbus’, que tienen la particularidad de que por tener desarrollo vertical suelen traer aparejada una gran energía en su interior.

De este tipo nubes suelen desprenderse las tormentas con descargas eléctricas, fuertes ráfagas de viento, abundante lluvia y en algunos casos caída de granizo. Este tipo de fenómeno sólo puede darse con la existencia de este tipo de nubes, cuanto más pronunciado es el descenso de la presión (menos valor de la misma), generalmente mayor será la intensidad de la tormenta.

¿Por qué son tan frecuentes? ¿Por qué tantas? ¿Por qué se dan con mayor frecuencia en una época del año que en la otra? La respuesta es bastante sencilla.

En el verano en nuestra región, vivimos una época del año donde se produce mayor calentamiento de las masas de aire. Esto, combinado con los posibles ingresos de aire húmedo, generan condiciones propicias para la formación de nubes convectivas y con ello la formación de tormentas.

Son lluvias que en poco intervalo de tiempo generan una extraordinaria oferta de agua en regiones de radio aproximado 100 Km; tienen origen en un inusual ascenso de aire que provoca la condensación del vapor de agua, ésta pasa a estado líquido, y finalmente precipita en una fenomenología que está acompañada por «cúmulos de tormentas».

En este contexto, el pronóstico a corto plazo es el que cobra alto protagonismo basado esencialmente en el monitoreo del índice y disponibilidad de humedad, la presencia de una masa de aire con características cálida e inestable y el arribo de una perturbación que logre ascender el aire caliente para provocar el desencadenante del evento.

 

Comentarios

comentarios