Sembrar solidaridad, con el ejemplo

La indiferencia duele y destruye pero la solidaridad sana y edifica. Son premisas que nacen al ver gestos como este, donde se puede mitigar el dolor compartiéndolo y se puede alegrar el corazón también de la misma manera, compartiéndolo.

Si un buen ejemplo se convierte en una costumbre a la larga termina siendo una virtud. Esto es lo que enseñan estos niños que, también desde sus realidades particulares, se dieron un tiempo para abrazar la realidad de otros niños.

Esto fue lo que sucedió, en la tarde de ayer.

En la jornada de ayer, los chicos del Hogar Niño Jesús se acercaron a la Escuela N° 142, para compartir una tarde de juegos y recreación con los pequeños que fueron evacuados de su domicilio.

Además, los niños sirvieron torta fritas que ellos mismos hicieron con el personal del hogar. A esto se sumaron más visitas que llevaron obsequios para los pequeños alojados allí.

Quizás nada significativo, pero seguro que esa tarde, se sembró una semilla muy importante wue va a dar grandes frutos.

También la comunidad de Charata sigue brindando generosamente su ayuda acercando mercadería, ropa, calzados y demás elementos a los vecinos que fueron afectados por el temporal.

Cerca de 70 personas continuaban siendo asistidas en el establecimiento escolar, algunos empezaban hoy a retornar a sus hogares.

Desde el Ministerio de Educación a través del Director Regional Julio Quiroga se entregaron elementos de limpieza para colaborar con la higiene.

Comentarios

comentarios