Un hombre falleció en instalaciones del cementerio local, fue hallado por un vecino.

Fue en el mediodía de ayer, la policía tomó conocimiento del hecho a las 13. A través de un llamado al 911 se tomó intervención. El hombre tenía 60 años y padecía consumo problemático de alcohol.

Félix Rosendo Alagastino tenía 60 años y se domiciliaba en el B° «La curva», fue hallado muerto por un vecino del B° La Curva que, al igual que muchos de los vecinos, ingresaba por el sector trasero del cementerio para «cortar camino» hacia la ruta, allí estaba Félix, entre las malezas. Quién lo halló dio aviso a uno de los encargados que inmediatamente comunicó el hallazgo a la policía.

Fue a raíz de un llamado anónimo donde informaron a la División 911 sobre un hombre sin vida en las instalaciones del cementerio local «P. Juan Holzer». Por parte de la policía se pudo corroborar la información dando cuenta de que, efectivamente, el cuerpo de un hombre, quien se hallaba en la maleza del cementerio local, el mismo estaba de cubito dorsal y aparentemente sin vida.

El Dr. Hugo Domingo Baigorri dispuso la intervención del perito y médico forense. A esto, el Dr. Galeano y el licenciado Alejandro Lugo trabajaron en el lugar e informaron que el deceso del hombre fue una muerte natural.

El cuerpo fue trasladado a la morgue en principio sin conocer su identidad. Recién en horas de la madrugada, cerca de las 3:30, un hombre de  45 años, del B° San Pedro dijo ser hermano de quien vida fuera ciudadano Félix Rosendo Alagastino. El mismo comentó a la policía que su hermano habría salido de su casa el sábado a las 16:30, no sabía si si su hermano tenía algún problema de salud, pero sí, manifestó que él ingería bebidas alcohólicas de forma constante. 

Comentarios

comentarios