Murió en el hospital, la reanimaron, fue trasladada y llegó sin vida a Charata

Todo tuvo lugar durante el viernes. Una menor de 13 años, había ingresado al hospital con síntomas de vómito y cefalea, estuvo internada desde las 7 de la mañana, según los relatos que circularon en redes sociales, la menor hasta llegó a ser reanimada por una familiar suya y los mismos familiares cortaban las calles para conseguir una ambulancia para trasladarla después de que recuperara los signos vitales.

La niña fue trasladada pero falleció antes de llegar a Charata. Todo se tornó confusión y hasta hubieron disturbios y destrozos.

Thiara Godoy, de 13 años estaba internada en el hospital desde las 7 del día viernes, había ingresado con vómitos y cefalea. Por la tarde, el médico de guardia, junto al médico forense (que se encontraba en el lugar revisando un preso), intentaron reanimarla, sin éxito.

Se decidió su traslado a un centro de mayor complejidad. Incluso durante el inicio del traslado y en el mismo, el jefe de los bomberos voluntarios de Pinedo, Hugo Moreno continuaba con las maniobras. En la ambulancia también iba el médico de guardia del hospital.

La adolescente llegó sin vida a una clínica privada de Charata a las 21. Cerca de la medianoche, el fiscal Elio Mari de la Fiscalía 1, ordenó la autopsia en la morgue del Hospital «9 de julio» de la ciudad de Las Breñas.

Por los incidentes que tuvieron lugar en el hospital de Pinedo fueron aprehendidos por la policía dos hombres de 43 y 18, familiares de la menor fallecida, los mismos fueron partícipes del desorden y la ruptura de vidrios en puertas del nosocomio.

Comentarios

comentarios