Confirman que el cuerpo hallado en el Canal de la Mancha es de Emiliano Sala

La policía de Dorset confirmó que el cuerpo encontrado en las profundidades del Canal de la Mancha es del futbolista argentino Emiliano Sala,de 28 años.

“El forense de HM Coroner continuará investigando las circunstancias de esta muerte apoyada por la policía de Dorset”, indicaron.

Su cuerpo fue hallado el domingo a 67.7 metros de profundidad junto a los restos de la avioneta en la que se transportaba, y a 40 kilómetros al norte de la isla Saint Anne, en Alderney, Francia.

 

Sala viajaba desde la ciudad de Nantes hacia Cardiff, la capital de Gales, luego de ser transferido del equipo francés a Cardiff City por una cifra récord de casi 20 millones de euros.

 

La historia de un goleador

Nació en la localidad santafesina de Cululú y vivió en Progreso toda su infancia, pero dejó Santa Fe a los 14 años para irse al proyecto Crecer, en San Francisco, Córdoba.

 

Nunca jugó en el fútbol argentino y desde los 20 años se desempeñó en el fútbol francés. Inició su carrera como profesional en Girondins de Burdeos, para luego seguir por Orleans, Niort, Caen y Nantes.

 

Vestía la camiseta amarilla y verde desde hace tres temporadas. Su presente goleador (12 goles en 18 partidos, en la Ligue-1) había llamado la atención de los principales clubes europeos.

 

Nunca había jugado en el fútbol argentino, y llegar a donde está no le resultó fácil. Todo comenzó desde pequeño en el club San Martín de Progreso, donde siempre había tenido como prioridad jugar al fútbol.

 

A los 15 años había sido visto por el Proyecto Crecer, de la localidad de San Francisco, en Córdoba que desde el año 2003 es filial del Club Girondins Bordeaux, de Francia. Como desde el club le vieron mucho potencial fue incorporado a la pensión y allí arrancó su formación.

 

A los 20 años le había llegado el momento más esperado, el de firmar contrato con el FC Girondins de Burdeos, pero antes de que se concrete su llegada, había sido todo cuesta arriba ya que desde los 15 hasta los 20 años viajaba gradualmente a Francia a realizar períodos de adaptación y su pase no se concretaba, incluso había llegado a pensar en dejar el fútbol y ponerse a estudiar.

 

En sus pasos por el fútbol francés en Orleans, de tercera división y Niort, de segunda, dejó muy buenos recuerdos por sus goles. Más tarde regresó a Girondins. Como no tuvo la suficiente continuidad volvió a mudarse, a Caen donde jugó 6 meses y consiguió mantener al equipo en la Liga 1.

 

En el año 2015 apareció el Nantes, que le propuso un contrato de 5 años y es el club que lo llevó a ser conocido en Francia. Sus últimos goles en Le Championnat, lo habían puesto en la vidriera de las mejores ligas del planeta y fue por eso que Cardiff había puesto los ojos en él.

 

Sala seguía la Superliga Argentina y veía con buenos ojos jugar alguna vez en el fútbol del país que lo vio nacer y había manifestado que era una deuda que siempre tuvo. Además expresó su fanatismo por Independiente.

 

Además, quería con jugar en la Selección, aunque era consciente de la calidad y cantidad de jugadores en su posición. El periodismo francés no entendía por qué Sala no formaba parte de ninguna convocatoria en el seleccionado argentino ya que lo consideraban uno de los mejores delanteros del momento en Europa.

 

Fueron ocho los años en lo que sala jugó en Francia, lamentablemente este joven al que su entorno lo consideraba como humilde, callado y tímido no pudo seguir con la carrera de ser futbolista profesional con la que tanto soñó y buscó desde niño.

 

LA NACION

Comentarios

comentarios