Noemí Medina, Maestra Ilustre del Chaco 2019.

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco nominó para recibir la distinción nacional de maestra ilustre 2019 a la docente rural Noemí Felisa Medina en representación de los maestros de la provincia.

Como todos los años para el Día del Maestro, que se conmemora el 11 de septiembre en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento fallecido en esa fecha en 1888, Educación de la Nación realiza un acto de distinción a un maestro ilustre por cada una de las 24 provincias del país, que son elegidos por las carteras educativas de cada jurisdicción, por destacarse en su vocación de servicio y compromiso con la educación. Es así que Noemí Medina asistirá a este acto que se realizará el miércoles 11, a las 14, en el Palacio Sarmiento de Buenos Aires.
Tarea comunitaria y social
Actualmente la docente distinguida Noemí Medina (44) se desempeña como directora titular de la Escuela de Educación Primaria (EEP) 829 Sixto Sena, ubicada en el Lote 11 Pampa Sena, a 30 kilómetros de Tres Isletas. Esta docente tiene una reconocida trayectoria de relevante proyección escolar y comunitaria, marcada por el compromiso con la educación en contextos rurales vulnerables.
Se destaca por su compromiso demostrado en procesos de cambios institucionales y comunitarios promovidos por la docente, como: la promoción y creación de un anexo secundario rural; la promoción de una multisala de nivel inicial. Así como, la implementación y promoción de la propuesta «Comunidades de aprendizaje», en articulación con la Fundación Voy con Vos, estrategias que potencian las capacidades de los y las estudiantes generando un espacio de crecimiento social para las familias.
Además impulsó la implementación de otras propuestas de impacto social como el uso de la radio escolar -que fue conseguida a través de la Fundación Voy con Vos; talleres de inserción laboral para madres; espacios de atención a la diversidad para la promoción de la lectura y la escritura, creando la estructura organizativa de este espacio.
«Es un orgullo contar con docentes tan comprometidos»
La ministra Marcela Mosqueda, quien acompañará a la maestra ilustre 2019 por el Chaco, en el acto que se llevará adelante en el Salón Leopoldo Marechal del Palacio Sarmiento, destacó de manera especial las múltiples cualidades que reúne Noemí, el espíritu de vocación y compromiso demostrado a lo largo de su carrera docente, y que hoy la hacen merecedora de tamaño reconocimiento.
«Reconforta, dijo la funcionaria, contar en el sistema educativo con docentes que entregan todo de sí para mejorar la educación de sus alumnos y más admirable es que lo hagan con tamaña humildad que los enaltece de manera notable», señaló.
«Mi pasión es enseñar»
La docente comentó que se enteró de esta noticia por el director de la Subregional de Tres Isletas, Daniel Schmidt, y que se apresta para esta tarde viajar a Capital Federal para participar del acto y recibir la distinción. «Uno como docente no trabaja para un reconocimiento, sino para mejorar la calidad educativa de sus alumnos. Estoy más que orgullosa de poder representar a mi paraje Pampa Sena, a los maestros rurales así como a todos los del Chaco; represento un esfuerzo de toda la comunidad», expresó la maestra ilustre 2019, quien desde hace casi 12 años tomó el cargo como directora titular de la EEP 829, personal único, y vive en la escuela con su hija de 9 años, aunque tiene su casa en Fontana.
Con mucha humildad relató que cuando llegó al paraje Pampa Sena debió superar las adversidades propias de vivir en el campo. «Traté de seguir mi vocación de docente ante situaciones adversas que conllevan estar en una escuela de monte. Empecé a trabajar para apuntar la institución para que saliera adelante», señaló.
«Amo lo que hago, mi pasión es enseñar», afirmó.
«Hoy reconforta el alma ver los frutos del esfuerzo, ver que la comunidad se siente identificada con la institución», sostuvo la docente, quien detalló que cuando se hizo cargo de esta escuela rural sólo había 10 niños de esa zona -donde confluyen varios parajes de entre Tres Isletas y Juan José Castelli-; luego la cantidad se incrementó a 18; el año pasado la matrícula llegó a 24 estudiantes y este año cuenta con 35 alumnos.
Comentó que durante los últimos años lleva adelante un trabajo social comunitario importante recorriendo la zona, para conversar con las familias, lograr incluir a más niños y adolescentes en el sistema educativo, con el acompañamiento de la Fundación Voy con Vos, que apadrina la institución a partir de 2016.
Actualmente la institución tiene dos anexos, con un Jardín de Infantes creado en 2014 que actualmente tiene 15 niños y niñas; y el mayor logro de Noemí es haber sido una de las artífices para la creación del Nivel Secundario en 2011 en Pampa Sena y, que beneficia a los jóvenes de demás parajes de la zona como Pampa Nardelli o Tres Naciones, ya que los egresados del Nivel Primario pasan directamente a la Secundaria para asegurarse un futuro con el título secundario.
La docente señaló que, además, tiene estudiantes integrados con discapacidad y con dificultades de aprendizaje; confesó que otro gran desafío que logró es: hacer que aprendiera a leer y a escribir un alumno con Síndrome de Williams -es una enfermedad genética que afecta a muchas partes del cuerpo, se caracteriza por discapacidad intelectual leve a la moderada-.
«Siempre digo que los docentes debemos reivindicar nuestra lucha y compromiso con la educación en las aulas», aseveró Noemí, quien desde 1999 hasta 2006 se desempeñó como docente titular de primer ciclo y docente tutora de la EGB 3 en la Escuela Primaria 963, barrio Mapic de Resistencia y, en esos años, ella pensaba que eso era una proeza tener que trabajar en un barrio con población vulnerable, cercana a un basural -que por suerte ya erradicado- y dar clases debajo de los árboles.
No imaginaba que unos años más tarde iba a estar instalada en el monte, en el paraje Pampa Sena alejado, a 30 kilómetros de Tres Isletas, haciendo lo que más le gusta que es enseñar.
Además debió aprender a cortar leña para poder cocinar, cuidar el agua, tener poca luz, no contar con internet, estar en el medio de la nada; y todos los días asumir la responsabilidad de ser madre, docente, gestionadora, un poco psicóloga, auxiliar de cocina y de portería, cubrir alguna diligencia de los pobladores del lugar, entre otras roles.

Comentarios

comentarios