13 de mayo: El día del potrero

El 13 de mayo se conmemorarán dos acontecimientos que tuvieron como protagonistas a sendos frutos del inacabable semillero del fútbol argentino: Sergio Agüero y Carlos Tevez devenidos héroes en la Premier League de Inglaterra.
El 13 de mayo de 2012, el Kun nacido en Quilmes y formado en las divisiones menores de Independiente resolvió por su cuenta el campeonato más emocionante de que se tuviera memoria en la tierra de los inventores del fútbol.

Manchester City necesitaba vencer a Queens Park Rangers para mantener la ventaja sobre Manchester United, pero ya en tiempo de descuento perdía 2-1 y como “Los Diablos Rojos” ganaban 1-0 a Sunderland estaban a un paso de quedarse con la vuelta olímpica.

Sin embargo, la Premier League 2011/2012 tuvo un desenlace más propio de un fantasioso guionista de Hollywwod: en el segundo minuto adicional empató el bosnio Edin Dzeko y de inmediato Agüero se internó en el área del Queens Park Rangers, con un sutil amago dejó en el camino a un defensor y su derechazo cruzado representó el primer título en la historia del Manchester City.

Agüero, que el 2 de junio próximo cumplirá 31 años, es el máximo anotador del City, donde juega desde agosto de 2011 con un notable palmarés de 254 goles en 368 partidos.

En aquel partido del sábado 13 de mayo de 2012 otros dos argentinos fueron titulares en “Los Ciudadanos”: Pablo Zabaleta, autor del primer gol, y Carlos Tevez, que integró la delantera junto al Kun, Dzeko, el francés Samir Nasri y el italiano Mario Balotelli.

La curiosidad añadida estriba en que exactamente cinco años antes, el 13 de mayo de 2007, Tevez había salvado del descenso a West Ham United con el único gol del partido convertido a expensas de Manchester United en Old Trafford.

Tevez jugó solo una temporada en “The Hammers” (“Los Martillos”), pero esa conquista fue correspondida con una especie de idolatría que los hinchas certifican cada vez que las circunstancias así lo prescriben.

Sin ir más lejos, el 10 de enero último unos cuantos hinchas del West Ham lucieron una careta del originario de Ciudadela en el estadio del Sheffield United, en Bramall Lane, en tácito recordatorio al hecho de que aquella tarde de la que se cumplirán mañana 13 años, la salvación propia significó el descenso ajeno.

Comentarios

comentarios