El basquet chaqueño espera la aprobación de su protocolo propio para entrenamientos

Plantean un esquema de trabajo con solamente cuatro jugadores en cancha por turno de una hora y sin contacto físico. El proyecto fue presentado al Instituto del Deporte Chaqueño y al Ministerio de Salud.

Desde la Federación Chaqueña de Básquetbol (FChBB) elaboraron un protocolo base para el reinicio de los entrenamientos en los clubes de la provincia en medio de la pandemia de COVID-19. Plantean un trabajo por turnos de una hora e intervalos de 15 minutos para la respectiva higienización del lugar, dividiendo la cancha en cuatro sectores para que cada uno sea ocupado por un solo jugador. El horario solicitado para una jornada es entre las 8 y las 20. Este esquema de reinicio está estipulado solamente para jugadores a partir de los 12 años, por lo que los menores de edad deberán contar la debida autorización firmada por sus padres y/o tutores legales.

Teniendo en cuenta el aislamiento social y preventivo que rige en la zona del Gran Resistencia y la fase de distanciamiento social en las otras localidades del interior, desde la FChBB explicaron que la iniciativa está dirigida al reinicio de los entrenamientos por medio de prácticas con solamente trabajos de técnicas individuales, lanzamientos y complemento físico, entre otros aspectos, que incluyen un plan específico elaborado por los entrenadores, que a la vez solo oficiarán de guías de cada ejercicio.

Esta guía de trabajo es adaptable a las exigencias y pautas establecidas por cada municipio teniendo en cuenta la situación epidemiológica y la fase en la que se encuentra cada localidad. El proyecto fue presentado al Instituto del Deporte Chaqueño para que, junto con las autoridades del Ministerio de Salud, determinen si puede ser aprobado o si es menester realizar modificaciones.

Estricta bioseguridad

El protocolo además establece que los lugares de entrenamiento deberán contar con los elementos de higiene y seguridad, como ser alcohol en gel o en spray, sanitarios con agua y jabón, control de temperatura, alfombra o filtro embebido en agua con lavandina. Además establece que no se podrán utilizar los vestuarios, y cada uno deberá tener su toalla y agua o líquido para hidratarse.

La edad mínima estipulada para el inicio de los entrenamientos es 12 años, y se aclara que no se permitirá la aglomeración de padres, familiares y personas que no estén vinculadas a la actividad específica en las instalaciones.

El protocolo base elaborado por la Federación Chaqueña servirá de guía para que cada club lo presente ante las autoridades municipales, acompañado de una solicitud de autorización para entrenamientos, especificando la ubicación del predio donde se llevarán a cabo, y podrán adaptarlo a sus necesidades, organización e infraestructura.

Entrenamientos individuales

Durante los turnos de una hora los jugadores realizarán, cada uno en su sector,  trabajos de técnica individual sin oposición, ni utilización de driles que incriminen a dos jugadores (pases o lanzamientos en parejas). También trabajos de dribling, ejercicios de defensa individuales, lanzamientos y finalizaciones, como así complemento físico individual enfocado al deporte. Desde la Federación Chaqueña de Básquet resaltaron que según este protocolo, no se permite la disputa de partidos, ni la práctica de jugadas en forma colectiva.

Todos los trabajos serán individuales y sin oposición. Cada jugador trabajará con un plan específico preparado y explicado previamente para evitar que los entrenadores deban tener contacto con los jugadores. Los entrenadores serán guías de cada ejercicio, pero no podrán tener contacto ni con el jugador ni con la pelota del jugador; una pelota para cada jugador que se desinfectará antes de cada turno.

Por otro lado, dicho protocolo también establece que el personal técnico deberá trabajar con los elementos básicos de protección personal (barbijos, guantes, mascaras). La provisión de los elementos será obligación de los dirigentes y/o encargados de las entidades deportivas para garantizar las condiciones sanitarias con seguridad y responsabilidad.

La hidratación de los participantes a cada entrenamiento se realizará solamente con elementos individuales, sin habilitación de bebederos y/o dispenser. Cada jugador podrá utilizar su pelota y útiles de trabajo, así como tampoco se permitirá la aglomeración de padres en el entrenamiento.

Comentarios

comentarios