La industria consolidó su recuperación en la última parte del 2020

La industria consolidó su recuperación durante noviembre cuando se sumaron más sectores a la reactivación, mientras que en diciembre se incrementó el uso de energía eléctrica, según un informe oficial dado a conocer hoy.

Así se desprende del Panorama Productivo de enero elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), en el que se asegura que “la economía argentina terminó 2020 mostrando signos de recuperación mayores que los que se esperaban algunos meses atrás”.

Al informar los resultados de los principales indicadores, destacaron que en noviembre la industria creció un 4,5% interanual, según el Índice de Producción Industrial manufacturero (IPI Manufacturero) del Indec.

En la serie tendencia-ciclo subió un 1,2% mensual y sumó siete meses de aumentos, al tiempo que 10 de un total de 6 sectores industriales anotaron incrementos interanuales.

A eso se sumó que el uso de la capacidad instalada industrial fue del 63,3%, el mayor valor en dos años.

También la actividad comercial registró una recuperación a nivel territorial: 20 provincias experimentaron mejoras en octubre en la comparación interanual, según el informe oficial, detalló el informe del CEPXXI, una entidad que funciona en la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

 

 

En este sentido, el informe detalló que “los primeros datos de diciembre parecen mostrar una continuidad de la recuperación: nuestro índice adelantado de actividad industrial (en base al consumo de energía que elabora Cammesa) arroja una expansión del 6,1% interanual, impulsada por una muy clara mejora en la siderurgia, la metalmecánica y la industria automotriz, que explican aproximadamente un 25% del PBI industrial”.

Además, los datos indicaron que la industria no solo recuperó lo perdido por la pandemia, sino que empezó a operar por encima de los niveles pre Covid con rápidos impactos en el empleo formal industrial: en octubre, hubo 4.500 puestos de trabajo más que en febrero.

Según el informe, esta tendencia se intensificó en los primeros 13 días del año, cuando el consumo de energía en la industria fue el mayor en la última década, debido en gran medida a lo que está ocurriendo en los metales básicos, cuya actividad subió 72% interanual y a minerales no metálicos, que creció 22,5% interanual en ese período de enero.

Sin embargo, se aclaró que ese crecimiento puede tener que ver con que se está viviendo un “verano anómalo, en donde al parecer está habiendo menores paradas de planta que en otros eneros”.

 

Fuente: Télam

 

Comentarios

comentarios