Desarrollo Social impulsa la soberanía alimentaria en sectores vulnerables

A través de políticas nutricionales, se fomenta la alimentación saludable en familias chaqueñas, promoviendo inclusión y mejor calidad de vida.

La ministra de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana, acompañada del subsecretario de Economía y Políticas Sociales Diego Luna, y del equipo de la Unidad Provincial de Seguimiento Nutricional (UPSN), estuvieron presentes en el Centro de la Mujer Bettina Vázquez, del barrio Santa Inés, espacio en el que se realizó peso y talla, y se otorgaron certificados de altas nutricionales a 12 familias.

Ya se llevan otorgadas un total 1.540 altas nutricionales a niñas, niños y embarazadas en toda la provincia durante el primer semestre, gracias a las constantes tareas de seguimiento y de acompañamiento por parte de profesionales de la UPSN, además de la correspondiente entrega de módulos alimentarios específicos a fin de mejorar la calidad de ingesta, los recetarios y distintas recomendaciones de cuidados de salud, como el impulso para la concreción de huertas familiares para consumo.

La ministra Chiacchio Cavana celebró los logros de estas familias junto a sus niñas y niños: “es muy importante el trabajo que realizan los equipos y evidenciar cómo las familias se suman a cambiar sus hábitos alimentarios, aprenden nuevas preparaciones, realizan huertas para consumir sus propias verduras. Y como Estado presente continuaremos fortaleciendo este camino de la seguridad alimentaria hacia la soberanía, reactivando al Chaco en cada rincón, desde cada familia, desde cada comunidad”.

En este contexto, además se desarrolló un taller sobre cuidados saludables, seguridad e inocuidad del consumo de agua y cuidado de la higiene bucal. Además, las familias presentes que participaron degustaron diversas preparaciones nutricionales como bizcochuelos de nestum y lentejas.

 

Mejor calidad nutricional

 

Existen unidades de monitoreo y seguimiento nutricional en 63 lugares de la provincia que dependen de la UPSN, brindando cobertura y atención alimentaria integral a alrededor de 5.000 niños, niñas, adolescentes y embarazadas en riesgo nutricional, brindando talleres de cuidados y de elaboración de comidas, y por los controles médicos correspondientes se articula con la cartera sanitaria y permanentemente se realizan los controles de medidas antropométricas. Desde esta Unidad, también se acompaña con material de instrucciones sobre normas de inocuidad y sugerencias de menús a los servicios de comedores y merenderos comunitarios de organizaciones del tercer sector, municipales e institucionales, que así lo solicitan.

A partir del Plan Nutrir y el Programa Provincial de Seguridad Alimentaria, que tiene como objetivo general de gobierno mejorar la seguridad alimentaria de la población urbana y rural en situación de vulnerabilidad social, se han ido incorporando diversos dispositivos de asistencia alimentaria, que han demostrado las posibilidades de impulsar políticas públicas alimentarias que aporten calidad nutricional, para reducir la inseguridad alimentaria.

 

Comentarios

comentarios